16 septiembre, 2015

Mi experiencia con las Clases de Zumba

Recuerdo la llamada como si fuera ayer, fue un día feliz. Llamé corriendo a mi amiga para decirle que me habían dado plaza en la clase de Zumba.
El primer día un poco escéptica. Yo había bailado desde pequeña y no me acababa de convencer la idea de bailar fitness-latino, me resultaba algo extraño. Después de la primera hora mi vida cambió.

Quizás parezca exagerado pero de verdad que fue así.

Era la segunda vez que me pasaba. Trataré de explicar lo que sentí.

Cuando tenía veintitrés años empecé a bailar salsa, esa fue la primera vez que me paso.

Era un momento sentimentalmente difícil en mi vida y la salsa me dio la oportunidad de desconectar, recuperar mi parcela y mi autoestima.

En un momento de mi vida decidí ser madre y deje de trabajar fuera de casa para estar con mis niños. La decisión acertada, aunque quizás no fui capaz de gestionarla bien.

Fue entonces cuando la Zumba me encontró.

La hora de Zumba era mi desconexión, mi diversión, mi momento solo para mi.

La Zumba es una disciplina increíblemente seductora. Te da la posibilidad de dejarte llevar por tus sentimientos y sacar la parte más sensual y más íntima de uno mismo.

Esto es así porque el ritmo de una clase de Zumba no te da opción a pensar sino a sentir.

Si los movimiento los realizas correctamente y las coreografías las sigues con ganas puedes llegar a descubrir una parte de ti que desconocías.

La Zumba te da la posibilidad de conocer tu cuerpo, porque al tener que controlar los movimientos y posturas sin ningún tipo de sujeción es muy importante buscar el equilibrio y analizar cada movimiento. Cuando lo haces bien y empiezas a dominar el cuerpo, solo tienes que seguir las pautas y desconectar.

Es una verdadera descarga de adrenalina que te ayuda a afrontar la vida con actitud positiva.

Si siempre te ha gustado bailar pero tienes poco tiempo para aprender danza, ya que esta requiere más horas, la Zumba es una buena opción para matar el gusanillo, ponerte en forma, desconectar y divertirse.

Esta es mi percepción y mi experiencia con la zumba y espero haber sabido transmitirlo bien.

Sin categoría
Acerca de David Castellano

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *